¡HOLA!
Yo soy Rebeca

Más de quince años de camerino dan para mucho. He dirigido pasarelas, formado equipos para marcas de élite y publicado en todas las revistas de moda y belleza del país, he llevado la maleta de quien fue mi maestro y me han llevado la maleta… creo que he hecho de casi todo en el mundo de la moda y de la imagen… y después de tantos años he llegado a la conclusión de que una de mis mayores motivaciones y el motor para seguir como el primer día en esta profesión tan desgastante,  ha sido el contacto con cada uno de los miembros del equipo, el cuerpo a cuerpo del camerino.

Ese ambiente que siempre se ha generado delante del espejo que invita abiertamente a confesarse, incluso sin hablar. Esa cercanía que da la intensidad del tiempo compartido y a la vez la protección de cierto anonimato. Ese pacto de silencio que se sella como se fija en teatro un buen maquillaje con polvos traslúcidos…ese ha sido mi motor, mi timón, mi guía… 

Siempre he sentido que era doble mi misión, por un lado la de literalmente embellecer por fuera, evidentemente me contrataban para maquillar y peinar, pero por otro lado  sentía que la cercanía y la confianza de mis manos, invitaban a sacar la luz que cada uno llevamos dentro…

 

¿Para qué nace este proyecto?

 

Para buscar una respuesta conjunta a preguntas universales... Para seguir creciendo y avanzando en esta práctica, que es la propia vida, para compartir inquietudes y aprendizajes… Y el propósito último, para acompañar desde el corazón a otras personas que tal vez en algún momento se han sentido como yo, en una búsqueda solitaria… así que... “si quieres llegar rápido ve solo, pero si quieres llegar lejos ve acompañado".

       

                                                                                                     ¿Te vienes?